domingo, 18 de enero de 2009

Cumpleaños.

No, no es el mío. Tranquilos.

Ayer estuve en un cumpleaños.
La homenajeada sopló dos velas, así que olvidaos de botellones, bizcochos envenenados o barriles de cerveza.
Me enteré el mismo día, por un mensaje del padre de la criatura.
Por la premura de la invitación, como es lógico, me presenté sin regalo.
Pensé que sería lo que los padres querían.
-No se os ocurra traer nada, que estoy hasta los huevos de recoger juguetes.

Sin embargo, siempre tiene que haber algún cabrón que llegue con un relagazo de muchos cojones, mientras tú llegas con las manos en los bolsillos.

No me gusta quedar como el egoísta que soy, así que demostrando mi gratitud por la invitación, elogié constantemente los sandwich, las patatas, la tortilla, la tarta y las latas de cerveza del Lidel. Solo me faltó comerme la papilla de la niña.

Al año que viene la compro algo. Si me invitan.

12 comentarios:

Javier Illán dijo...

Un buen regalo hubiera sido un ejemplar de crimen en el barrio, nadie hubiera podido competir con eso, ademas si le añades una dedicatoria personal...


Saludos, Paz

Solindonga dijo...

Jajaja! Qué honor lo que me has dicho.

Odio a los que se presentan con el regalo más grande, más caro y con la sonrisa en la cara. Pero bueno, de todo ha de haber.


;)

Menda dijo...

1) No te invitarán más.
2) A pesar de su corta edad,la nena te tendrá como persona 'non grata'
3)Cuando dicen ' no traigas nada', significa, 'trae algo, que te conocemos'
4) Rácano.

Anónimo dijo...

Yo también estuve en otro cumple, no te creas. El homenajeado hacía 7, y no fui tan rácano como tú, pero casi...
No te olvides de recordarme lo que tú ya sabes.

El padrino dijo...

El anónimo de arriba soy yo.
Es que este cacharro debe estar a punto de entrar en huelga. Pues lo llevo j...

anselmo dijo...

¡Has cometido un pecado social!. Cuando dicen "No traigas nada", significa "tienes que traer algo y yo no te voy a indicar qué para que te rompas el tarro, pero como cometas el error de creerte al pie de la letra lo que te he dicho te señalaremos con el dedo y te pondremos verde a tus espaldas"

Solindonga dijo...

Oh! "Qué apostamos" me encantaba de pequeña. Recuerdo que siempre lo veía con mis abuelos xD

Me muero de ganas de leer tu libro. Pero como mi economía está bastante floja y tengo muchos gastos pendientes, tendré que esperar.

;)

Stanley Kowalski dijo...

Ir sin regalo es todo un riesgo, siempre va a haber alguno que lo lleva y uno termina mal parado.

besos.

Stanley Kowalski dijo...

Gracias por visitarme, tu comentario es muy generoso.

Besos.

Vanity dijo...

jajajaja te presentaste bajo los efectos de algún estupefaciente?.

Respecto a tu comentario, me importa bastante poco la moralidad de un deportista, no me incumbe para nada. No quiero entrar en debates o argumentos que puedan suscitar la demagogia (no lo digo por tí, sino porqué podemos empezara plantearnos la moralidad de todos los oficios del mundo).
Quiero decir que mi preocupación es qué aporta un artista a la sociedad-o a un grupúsculo de ella- y si ello es merecedor de ser vivido o no.

Un abrazo

Caronte dijo...

Bueno, de todo se aprende. Si bien no has regalado nada en esta ocasión, y has disfrutado, si lo vuelven a celebrar el próximo año y te invitan ya habrás tenido tiempo hasta entonces de pensar qué regalarle. O compensar no haberle traído nada el cumple anterior, jejeje. En estos casos, no hay error que no se pueda solucionar 365 días después.

Saludos ;-)

Completamente Gilipollas dijo...

Mi estimado nuevo amigo, la próxima vez que le inviten a una cutre-fiesta de cumpleaños haga como yo. Primero localiza todas esas botellitas de licor en minuatura que los interfectos guardan en el botellero, despues las ingiere de golpe -una a una- mientras se quita alguna prenda de ropa. Finalmente, completamente desnudo y perfectamente borracho, abra los brazos delante de todos los niños y diga "fediz cumpedañoz".
Le aseguro que con esta sutil maniobra no tendrá que volver a preocuparse de regalar nada el año siguiente.
Siempre suyo
Un completo gilipollas