miércoles, 11 de marzo de 2009

Y esto es más o menos lo que pasó en León

Supongo que habréis visto el documental ese del concierto de El Canto del Loco, en el que por la mañana se van a correr, luego de compras y luego a ver a las fans que están haciendo cola en la puerta del estadio.

Pues esto es parecido, así que podéis parar de leer aquí.

Salimos de Segovia. Sobre las 10 de la mañana. Me toca conducir a mí. Lo odio. Lo único bueno es que solo yo decido sobre el loro. Tres discos seguidos de Robert Gordon. Y dos eran grandes éxitos, así que el resto de viajeros se tuvo que joder y escuchar varios temas varias veces. Al final hice una concesión y les puse el Dookie de los Green Day. Pff. Anda compraos un monopatín y emigrad a California. Payasos.

Llegamos a León. Nos reciben las autoridades, nos aconsejan una calle cercana al garito y al hostal para aparcar y nos sueltan por el Barrio Húmedo.

De aquí en adelante ya os lo imagináis, así que hablaremos de otra cosa, porque no quiero abrumaros con detalles morbosos e insalubres.

Que no pringaos, que os lo voy a contar con pelos y señales.

-Venga, vamos a tomarnos una caña aquí mismo que luego chapan todo echando hostias.

Algunos miembros de la expedición estaban preocupados por los horarios de León. Y con razón. De repente, sobre las 4 o 5 de la tarde, cierran los bares y no los vuelven a abrir hasta las 8. Inconcebible. Muchos vermús se quedan por la mitad, claro.

El primer bar al que entramos, guiados por la precipitación y el ansia, nos sorprendió con un pincho de succedáneo de paella. Un arroz amarillo con un calamar para cada diez personas, y ya. Nos lo comimos igual, a ver si me entiendes, pero con menos ganas.

Segundo bar. Cañas que aquí serían dobles. Muy bien. Pincho: algo parecido al jamón guisado. Raro, pero bueno. Además, el camarero te saca otro pincho espontáneamente. Gran detalle. Jamón y salchichón.

Tercer bar. Típicas patatas de León. Empezamos la aún más típica discusión de si el carril bici es solo para bicis o pueden ir también patinadoras, viejos, perros y el copón bendito. No llegamos a nada, claro.

Cuarto bar. Montañas de chorizo, queso y jamón rodeaban a una máquina de cortar y al humano que la manejaba. Enpezábamos a hablar alto y nuestra conversación empezaba a ser seguida por todo el bar. Voy a mirar por los blogs, que lo mismo salgo en alguno. Putos escritores.

Quinto bar. Plaza soleada, mucha gente apurando el horario. Aquí nos quedamos un rato.

-¿Qué queréis de pincho, patatas, chorizo o morcilla?

-Venga va, morcilla.

Y vemos aparecer una masa parda sobre una rebanada de pan. Eso no es morcilla. Se parece más a otra cosa, pero no la voy a poner, porque todos la estais pensando y no es plan de pensar en caca y además leerlo. Mierda, ya lo he dicho.

El caso es que nos apostamos en el ventanuco, y desde la calle íbamos pidiendo. Y venga morcilla, que a pesar de su aspecto, estaba de muerte.

-Venga vámonos al hostal, que tenemos que tocar.

-Vale. Coño, ese bar está abierto. Vamos a ver.

-Venga vale.

Era más cafetería que bar de vermú. Preguntamos al barman por los extraños horarios leoneses, nos puso unas aceitunas con las cañas y nos dijo que él trabajaba más la hora del café, los helados y tal. Nos pedimos unos helados y seguimos hablando alto.

Gran día.
Luego por la noche el concierto fue apoteósico. El público no paraba de gritar y de reírse. Debían haberse tomado el vermú también. Me dejé un dvd, varios cables, partes de gafas y unos zapatos en la sala. Si alguien los ve, son míos.
Fin.

-----------------------
CONCIERTO RECOMENDADO:

AIRBAG
SÁBADO 14 DE MARZO
SALA ALL THE PEOPLE (Segovia)
10/12 €
http://www.myspace.com/mondoairbag

7 comentarios:

Menda dijo...

Pues oiga, me alegro.Dicen que hay buen embutido en León.Al menos eso me dice una amiga mía que me tiene prometido un lote desde..........joder, voy a llamarla!!!

Javier Illán dijo...

cervezas, morcilla, leon... Algo elegante ¿a la par que discreto?

El Padrino dijo...

Encuentro no sé, un vacío en la historia, la carencia de alguna explicación, la clave del misterio.
¿De dónde sacó la autoridad leonesa el presupuesto para pagar tanto vermú...? Joder, tío, os podiais haber conformado con unas cañitas. No, no señor, tú al vermú. Y luego, otra, por qué a vosotros os ampliaron los horarios. No es justo, en León os acabarán persiguiendo.

anselmo dijo...

¿Ein?¿eres capaz de desplazarte a ver el canto del loco?. No me extraña que te pusieras fino, sinóooo.
Y no me digas que te gusta Robert Gordon, ese desnatado con ínfulas de Elvis XD
Tu no caso, desde que doy el premio mosca cojonera estoy insoportable XD.

Roberto Hasting dijo...

Desde aquí huelo esa morcilla

EL INSTIGADOR dijo...

Se me olvidó decirte que dieras recuerdos a San Jenarín, pero esa es otra historia. Cuando vuelvas (Si es que te dejan) pregunta por él. Tiene procesión por el húmedo.

Vanity dijo...

Una mala leche de lo más sublime

Anda compraos un monopatín y emigrad a California. Payasos.

jajaja. Y luego está el "que no pringaos".

Dios, como se nota que hacia tiempo que no pasaba por aquí. Me ha cambiado el humor.

Un abrazo. Si te interesa mi manager no dudes en decirmelo.