lunes, 27 de abril de 2009

MADRID 3344WX, 20:10, MOSTRADOR 332.

-¡Eh, eh!, ¡oye, oye! -y avanza empujando su trollie o troli o como se escriba el puto carrito de ruedas que ha sustituído a la maleta; a punto de romper los tobillos al objeto de sus iras.
Ella solo es la vanguardia de la cola de enfurecidos que tratan de parar los pies al viajero listillo, que ha visto el cielo abierto en el mostrador que acaban de abrir: "ahora me coloco en esa ventanilla, facturo, y dejo a estos gilipollas esperando mientras me salgo a echar un piti".
Pero los pobladores de la cola no están dispuestos a tolerar al oportunista así por las buenas. A ellos también se les ocurrió colarse, pero no tuvieron huevos. Esperaron a que un intrépido tratase de ningunearles para exigir lo que disfrazan de respeto, pero que en realidad es "si yo no he podido, tú tampoco".
Mal el listillo, mal la justiciera, pero peor las compañías:
"Venga, abre un mostrador a ver si van viniendo"; "Pero si ya hay una cola de la hostia", "Da igual, tú abre solo uno de momento y luego abrimos otro, ya verás qué descojono".
Hijos de puta.

6 comentarios:

Roberto Hasting dijo...

Te propongo un régimen disciplinario similar al que pusimos en marcha en mi blog para los que reclinan su asiento.

anselmo dijo...

Perdisteis una oportunidad de empezar una sangrienta revolución que pueda cambiar el orden establecido de las cosas.

Amando Carabias María dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
El Padrino dijo...

Pues a mí me pasa todos los días con una vecina, cuando coincidimos en el híper. Y siempre hace lo mismo. Parece que se pone detrás de mí, pero se pone medio metro hacia la izquierda. Luego, en realidad, espera a que abran otra caja, entoces, me cruza el carro y mirando sólo a la cajera se dispara hacia allá.
Cualquier día salgo en El Caso.

Menda dijo...

Siempre me lo pierdo todo. Con lo que me gusta un intercambio dialéctico en un aeropuerto.........

Neuroscopetrix dijo...

Ese no era el día adecuado para viajar. Estaba de dios.