lunes, 6 de abril de 2009

Negar la evidencia.

A veces es lo único que se puede hacer.

Por mecanismos que no voy a comentar aquí (un saludo para mi suegra), llegó a mi casa una maquinilla para cortar el pelo a los perros.

-Es para los perros.
-Sí, sí, claro, claro; para los perros.

Pero no pude evitar probarla en mi propia cabellera.

Podría haberme rapado un brazo, o una pierna (o incluso el saco de las nueces), pero preferí hacerme un trasquilón bien visible a la altura de la unión entre el parietal y el temporal derecho.

Cojonudo. Ahora hay que salir a la calle.

La chanza no se hizo esperar. Me presento un domingo en un lugar secreto de reunión:

-¿Qué te has hecho ahí? ¿Un trasquilón? ¿Cómo estás tan gilipollas?
-Sí, es un trasquilón. Ríete a gusto, malnacido.

No me quedaron más cojones que reconocerlo y soportar risitas.
Pasan los días y el refrán "Burro mal esquilao, a los quince días igualao", presenta algunas imprecisiones. El trasquilón sigue ahí.

Otro domingo por la noche, decido afeitarme con la máquina, en lugar de con la cuchilla, ese desagradable invento. Ya que estoy, voy a arreglarme un poco ese desaguisado que me hice en el pelo.

Buena idea. Así lo terminamos de joder. Otro trasquilón. Al lado del originario, pero perfectamente distinguible.

-¿Otro trasquilón? ¿Cómo estás tan gilipollas?
-Cómo va a ser otro, no digas tonterías. Deja de reírte, y a ver cuándo me dejáis de tocar los huevos con la chorrada del trasquilón.
-Pues cuando dejes de hacer el gilipollas con la máquina, majo.

El segundo trasquilón hay que negarle siempre. No me creen, pero da igual. Es mejor negarlo, que reconocer que efectivamente estás gilipollas por volver a hacerte una calva artificial, cuando todavía son visibles las consecuencias de tu primer encuentro con la máquina.

6 comentarios:

Menda dijo...

Pobrecillo...hoy incluso me has dado pena.......Me voy, agitando mi cabellera al viento.........

El Padrino dijo...

¿Fue un trasquilón o se trata de una poda reglamentaria?

Vanity dijo...

no te estaras pasando al punk verdad?

saludos

dezaragoza dijo...

Échale seguridad al asunto y crea una nueva moda. ¿Qué no?, al tiempo, tú aguantas como un campeón con tus trasquilones y pronto lo harán los peluqueros cobrando pastones.

maloles dijo...

Que no me peino no, que no me peino noooooooooooooo.
jajajajaja

Va, es la típica excusa de "No me he hecho una cresta, es un trasquilón!" jajajaja

Vaya descubrimiento bloguero, un conocedor de Kante Pinréliko!!!!



Muas!

Solindonga dijo...

xDDDDDDDDDDDDDD Me matas xD